Search - Buscador

Cargando...

Translate

sábado, 10 de diciembre de 2011

NO DEJES DE SOñAR (Traducción)


Como adolescente, y en la era de las “no computadoras en casa o en la escuela para estudiantes en Europa”, (estoy hablando de hace unos 20 años), recuerdo cuánto disfrutaba de tener en mis manos un “Mapamundi”. Si, uno de esos libros llenos de mapas, que describían la geografía y el nombre de los lugares que en otras partes del mundo existían. Mi padre tenía uno, ni muy grueso ni muy delgado, pero lo suficientemente grande como para hacerme soñar en los lugares que en el futuro deseaba visitar. 

Puedo recordar las ocasiones en las que él me mencionaba que cuando era joven, se había montado en un barco Escandinavo que viajaba al Norte de Europa, con el objetivo de escapar de la vida rutinaria y sediento de aventura. Aquella fue la época en la que leía y estudiaba por las noches un libro para aprender inglés, en el frío y movido camarote del barco en medio del Océano Atlántico. Como camarero le gustaba practicar el inglés con los viajeros que iba conociendo. Nunca esperé tener ese mismo deseo, como él tenía, de aprender un idioma diferente, pero cuando me di cuenta de que podría ayudarme a cumplir mi deseo de viajar a otros países, ya no pude parar.

Entre los lugares con los que soñaba visitar, se encontraba la India. Un país muy, muy lejano que imaginaba olería a especias, y que reflejaría los colores del arco iris. Podía visualizar la sonrisa de los niños, los colores brillantes de las telas, la elegancia de los edificios, las puestas de sol, las calles abarrotadas, y las vacas, si, las vacas sagradas.

Dejadme mostraros algo…




Publicar un comentario en la entrada