Search - Buscador

Cargando...

Translate

martes, 14 de enero de 2014

ETIQUETTE 2


Allow ladylike manners and diva-style to shine through in everything you do, whether it’s traveling on a bus, hailing a cab, or every day dressing and you will command respect in the everyday goings-on of your life. If you go on vacation or to work to another country, a lady will always consider the implications of her behavior and will moderate accordingly. Think about this: what is acceptable in your country might not be acceptable in other.

Be sensitive to the people around you. Allow others to step out of the bus or train before you enter. Offer your seat to a pregnant woman or an elderly person. These are actually manners that many of us were taught when we were little. Why should we forget them now? These rules, called manners, still apply today. If you feel like talking, make sure that your neighbor wants to talk as well. Have you ever found a chatty person sit next to you in a plane? You can’t escape from that one… no, you can’t. So, put into practice the golden rule… We’ll talk about it soon.

**************************************************

Permite que los modales de una señorita o diva con estilo se reflejen en todo lo que hagas, bien sea viajando en un autobús, pidiendo un taxi o en la manera de vestir. De ese modo harás que te respeten en todo lo que hagas en tu vida. Si te vas de vacaciones o quizás a trabajar a otro país, recuerda que una señorita, siempre considerara las implicaciones de su comportamiento y se moderara de acuerdo con las costumbres. Piensa en esto: lo que es aceptable en tu país, quizás no lo sea en otro.

Sensibilízate por aquellas personas que están alrededor tuyo. Permite que otros salgan antes del tren o del autobús. Ofrece tu asiento a una mujer embarazada o a una persona de edad avanzada. En realidad, estos son los modales con los que muchos de nosotros crecimos. ¿Por qué perderlos ahora? Todavía son aplicables a nuestros tiempos. Recuerda, si te apetece hablar mientras viajas en el transporte público, piensa en la otra persona. ¿Tendrá ganas de hablar también? ¿Te ha pasado alguna vez dentro de un avión que tu compañero/a de asiento no para de hablar? De ahí no hay escapatoria… Así que pon en práctica la regla de oro… (Hablaremos de esta muy pronto).




Publicar un comentario en la entrada